Encontrar trabajo es un proceso complejo que exige método, disciplina y constancia.

Cualquier persona que se lo proponga en serio, puede conseguirlo. He aquí algunas sugerencias que le serán de utilidad para potenciar sus esfuerzos:

 

Defina con claridad el puesto que quiere ocupar o el campo donde quiere trabajar para focalizar y centrar sus esfuerzos en una dirección. Adopte una actitud positiva y confiada. Con ella creará un buen feeling y comunicará mejor sus aptitudes y cualidades.


Cuide la elaboración de su Currículm Vitae. Que sea claro, elegante y poco extenso, de manera  que aparezca lo más importante, en relación a lo que va buscando la empresa a la que va dirigido. Siempre tendrá tiempo de desarrollarlo cuando esté en una entrevista. Haga constar las fechas y los nombres de las instituciones en las que ha estudiado, colaborado, o trabajado. No deje en su trayectoria periodos en blanco o sin justificar.


Antes de realizar una entrevista, documéntese sobre la organización que le ha citado.  En la entrevista, muéstrese natural. Responda con sinceridad a todas las preguntas que se le hagan. La espontaneidad y la sencillez son siempre los mejores aliados.


Si está en los inicios de su Carrera Profesional y carece de experiencia, resalte sus cualidades personales, iniciativa, y la ilusión que trae. Muchos puestos se cubren con candidatos de elevado potencial humano y profesional que no tienen experiencia.


Recuerde que una persona madura es la que conoce bien sus propias cualidades y limitaciones personales, por lo que hablar de ello, sinceramente, cuando la situación lo requiere, no le supone ningún problema.

Cuando realice pruebas Psicotécnicas sobre Inteligencia y Aptitudes Mentales, acuda a la sesión descansado y confiado.